InicioFútbolReal Madrid-Sevilla: Vinicius sirve los balones de oro

Real Madrid-Sevilla: Vinicius sirve los balones de oro

Publicado

spot_img

Tiene el Madrid futbolistas a un nivel estratosfrico. Sin Karim Benzema, presente en el homenaje inicial, Vinicius aprovech la ocasin para rendir tributo al francs al servir dos balones de oro, a Modric y Lucas Vzquez, que sofocaron la rebelin del Sevilla. Un gran gol de Lamela castig la desconexin blanca tras el descanso, pero los cambios de Ancelotti resucitaron a los blancos, que acabaron en festival con otro gol extraordinario de Valverde, a larga distancia. dolo blanco.

Se ti el Bernabu de dorado, bajaron los mitos al csped (Casillas y Zidane) para honrar a los hroes de una temporada inolvidable, Courtois y Benzema, y el Madrid se dispuso a brindar el mejor homenaje posible a los premiados. O sea, dejarse de fiestas y ganar al Sevilla, que siempre es un hueso, sea cual sea su posicin en la tabla. En seis minutos ya estaba por delante en el marcador, en la demostracin de que VInicius es cada da mejor y ms completo. Puso trabajo defensivo para robar a Montiel, verticalidad para buscar el rea, habilidad para recortar, temple para levantar la cabeza, generosidad al buscar al compaero, visin para descubrir el desmarque de Modric y precisin al poner un pase perfecto, para empujar.

El tanto saci al lder, y bien que le vino al Sevilla. Al plan de Sampaoli, conservar la pelota en lo posible para eviitar daos y mantenerse en el partido, le convena la bajada del ritmo, sin delanteros ni futbolistas veloces. En su regreso al Bernabu, Isco se ubic en punta. Obviamente, las posibilidades de pisar rea en esas condiciones eran muy reducidas, pero s permita posesiones ms seguras y largas a los hispalenses.

An as, quedaban expuestos a los arranques de los puntas blancos, Vinicius y Rodrygo, mucho ms rpidos que sus pares. Montiel vio amarilla al cazar a Vinicius de mala manera, pero Sampaoli no le aplic la ley Carmona del minuto 31 y dej al argentino en el csped.

Al Madrid le falt colmillo para sentenciar justo antes del descanso. Rob de nuevo Vinicius en la medular, Rodrygo condujo por el centro con la pelota pegadita al pie, buscando huecos y lneas de pase para hacer, como casi siempre, lo que ms convena a la jugada. Sirvi al lado derecho por donde entraba Modric en solitario. El croata pudo rematar pero se le ech la zaga encima cuando recort con el tacn. Ese toque de ms tambin afect a Vinicius, que aprovech las dificultades para girarse de Gudelj y se plant solo ante Bono. Eligi mal, el recorte hacia fuera. Se le march largo, dando tiempo a Montiel a enmendarse.

Es verdad que lo ms potable en ataque del Sevilla fue una falta por una entrada destemplada de Tchouamni que Rakitic estrell en la barrera en el primer tiempo, pero gan los vestuarios con el partido vivo. Y las prdidas del Madrid por falta de tensin hicieron crecer a los hispalenses. Fue Montiel quien rob a Vinicius, levant la vista, descubri el desmarque de Lamela, le sirvi un caramelo con el exterior a la espalda de Alaba, enganchado, y el extremo convirti, tambin exquisito, con la misma superficie del pie. Golazo, y partido nuevo.

La desconexin blanca fue alarmante. Empez perdiendo balones Rodrygo y el contagio fue masivo. Se miraban unos a otros, perplejos. Como el da del Shakhtar, sintieron que el partido era fcil y desconectaron slo con 1-0. Ycuando te vas no es sencillo volver. Sampaoli deshizo los cambios previstos porque su equipo era otro. Sobre todo Montiel, crecidsimo hasta enterrar su error de inicio. Ancelotti tambin agit el partido, retirando a un discreto Tchouamni por Camavinga para colocar a Kroos en el eje. Suficiente para recuperar el pulso blanco.

Quedaba una ltima tanda de cambios y ambos tcnicos buscaron el triunfo, pero fue el Madrid quien encontr premio. Una prdida de Rafa Mir permiti construir un monumento a la contra, con Asensio arrancando y sirviendo para Vinicius, de nuevo mano a mano ante Bono, y en lugar de atropellarse aguant y sirvi el segundo baln de oro para que Lucas Vzquez anotara el segundo. La participacin de Lucas y Marco demuestra su relevancia en el proyecto, entren cuando entren. Sobre todo a este nivel de conexin. Como el de Valverde, en trance. Convirti una pelota sin gloria, sobre el costado del rea, en un disparo tremendo, cruzado, a la escuadra. Imposible de detener. El Bernabu se dej la garganta gritando el apellido de su dolo, ese todocampista dominante que encarna los valores blancos. Valverde y diez ms.

Fuente Original

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEÍDO

El PP no desiste del apoyo del PNV e insinúa una posible abstención de diputados socialistas

En plena resaca de la multitudinaria manifestación de este domingo contra la amnistía y...

El gran agujero de las becas: el 60% de los niños más pobres no las recibe, y el 13% de los más ricos sí...

Las becas llegan a muchos menos alumnos desfavorecidos de lo que deberían hacerlo. Un...

Vectalia compra Incosa para acelerar en la limpieza y servicios en los trenes

El grupo Vectalia, el mayor operador de autobuses de Alicante, consolida su presencia en...

Te Recomendamos

Real Madrid TV denuncia «errores garrafales» en el arbitraje

Aunque el Real Madrid no tuvo su mejor día ante un Atlético que fue...

LaLiga denunciará el acoso de unos ultras a una niña que acudió al derbi con una camiseta de Vinícius

Pese a que Vinícius fue baja con el Real Madrid por una gastroenteritis, ha...

El feo gesto del hijo de Simeone a los seguidores del Real Madrid

El Atlético se reivindicó en el derbi imponiéndose con contundencia al Real Madrid por...